Archivos mensuales: mayo 2016

El tigre regalador

Las alhajas suelen ser el accesorio ideal para completar el look. Las joyas revelan mucho de los señores y las señoras que se las ponen, reflejan aprecio o incluso van a tener connotaciones religiosas y fanáticas. Y además desvelan circunstancias sociales asi como estar casado, verdaderamente son parte de la existencia de cualquier persona al igual que podríamos saber el modo de ser de regalos originales curioseando las alhajas que tiene.

Al seleccionar una alhaja, discreta u ostentosa, se consiguen descubrir los gustos de esa persona y por supuesto si está triste o alegre ese día. Las piezas de joyería nos muestran también su nivel de fantasía.

En la actualidad las alhajas resultan bastante baratas, alianzas o también aljófares se podrán poner para cualquier ocasión. Igualmente a la hora de ir a celebraciones podríamos ponernos piezas de joyería y cuando nos decantamos por pantalones e incluso un calzado más descuidado.

LLevando alhajas tenemos total libertad, dado que para nada es necesario seguir las modas, aunque bastantes individuos se ponen regalos personalizados realmente valiosas de cara a dar a conocer su poder adquisitivo.

Las piezas de joyería son elegancia, podríamos resaltar la cara llevando aros o incluso el escote con un colgante.

Si nos ponemos alhajas lo más recomendable será no pasarse, dado que en algunos casos abusamos mostrando la parte más estrambótica de la personalidad.

Una alianza de boda encarna la relación por parte de un hombre y una mujer, son joyas bastante preciadas debido a el relato que ocultan y sin duda el valor que cobran.

En algunas circunstancias disponemos de joyas que recibimos de un familiar. Dicha joya tendrá mucha importancia para nosotros debido a que hará que recordemos muchas veces a ese ser querido.

Hallamos piezas de joyería que llegan a ser fetiches, pueden tratar padecimientos pero además preservan a el ser humano que las lleva puestas. Esas alhajas se relacionan con la religión, aportan seguridad e incluso incrementan la energía de la persona que las lleva encima.

Hace muchos años las piezas de joyería eran símbolos de autoridad y riqueza. Los varones importantes de la ciudadanía se ponían mucho las joyas y además para protegerse de los choques de los armamentos de la antigüedad, no obstante cuando llega el s 20, esos estilos varian, los chicos se ponen joyas que peguen con las ropas que se llevan hoy en día asi como los gemelos o los pisa corbatas. Hoy observamos a un gran número de individuos con aretes, pulseras o incluso colgantes. Las hembras de hoy tienen interés en alhajas distintas pero además refinadas. Las joyas varian con el objetivo de satisfacer sus gustos.

Ahora, os vamos a dar algunas advertencias con objeto de mantener sus joyas bien:

Diremos que es imprescindible no rozarlas, lo más considerable va a ser comprar cajas pequeñas y después guardarlas cada una en una bolsa.

Si nos despojamos de la joya hemos de restregarla con un trapo con el fin de eliminar grasas y también transpiraciones.

De ningún modo tenemos que ponernos alhajas cuando hacemos deporte o incluso cuando nos damos un baño.

Si percibimos que la alhaja tiene mucha suciedad, lo mejor diremos que es acudir a una joyería.

tenga presente que debe conservar sus pulseras como si fueran una reliquia, posiblemente algún día lo sean.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Cuando nos despojamos de la alhaja deberíamos de limpiarla

Las joyas son el accesorio recomendable a la hora de terminar un look. Las alhajas hacen ver muchas cosas de las chicas que las llevan puestas, anuncian amistad y por supuesto presentan un significado místico y fanático. Asimismo reflejan situaciones de su vida como por ejemplo estar comprometido con alianzas de boda, verdaderamente forman parte de la vida de los seres humanos y hasta incluso conseguimos averiguar la forma de ser de un individuo observando las joyas que lleva encima.

Al seleccionar una alhaja, discreta o espectacular, se podrán saber las preferencias de ese individuo pero además cómo está en ese momento. Las joyas nos relejan también su grado de inventiva.

Hoy día las piezas de joyería no resultan nada caras, alianzas o incluso nácares se ponen para cualquier momento del día. También cuando asistimos a almuerzos podremos llevar puestas joyas de la misma manera que siempre que escogemos pantalones y también unos zapatos poco formales.

Cuando nos ponemos alhajas podemos expresarnos libremente, puesto que de ninguna manera es necesario seguir las modas, pero algunos individuos llevan alhajas muy preciadas de cara a dar a conocer su status social.

Las joyas en realidad son finura, podemos remarcar la cara llevando pendientes o también el escote poniéndonos un collar.

Al ponernos piezas de joyería lo más acertado será ser discretos, porque en ocasiones nos excedemos enseñando el lado más excéntrico de el temperamento.

Una alianza de compromiso encarna la relación entre un chico y una chica, diremos que son piezas de joyería muy valiosas como anillos personalizados debido a la historia que encierran y también la importancia que van a tener.

En algunos casos contamos con joyas que recibimos de un familiar. Esta pieza de joyería no tendrá precio debido a que nos hará recordar en todo momento a ese pariente.

Podemos encontrar alhajas que son amuletos, pueden curar molestias además de que cuidan a el sujeto que las lleva puestas. Dichas piezas de joyería tienen matices religiosos, dan esperanza y por supuesto aumentan la energía de la persona que las lleva encima.

Hace siglos las joyas fueron signos de poder y elegancia. Los hombres importantes de la sociedad usaban mucho estos accesorios y tambien con el fin de resguardarse de las embestidas de las armas de antigüamente, no obstante al comenzar el siglo XX, esos estilos cambian, los señores llevan alhajas que vayan con las prendas que se ponen actualmente asi como los pisa corbatas o los gemelos. Hoy podemos ver a gran número de caballeros que se ponen pendientes, brazaletes y también colgantes. Las féminas de ahora quieren piezas de joyería singulares y con estilo. Las joyas cambian con el fin de satisfacer sus deseos.

Ahora, le daremos ciertas advertencias de cara a conservar sus piezas de joyería adecuadamente:

Diremos que es necesario preservarlas de los rasguños, lo más recomendable sería sacar cajas pequeñas y después guardarlas cada una en una bolsita.

Cuando nos despojamos de la alhaja deberíamos de limpiarla con un trapo de cara a acabar con suciedades además de transpiraciones.

No hay que ponerse joyas para hacer deporte o incluso para ir a la piscina.

En el momento en que vemos que la joya tiene mucha porquería, lo más recomendable es realmente hablar con un joyero.

acuérdese de que debe cuidar sus joyas como si fueran una reliquia, quizás un día lleguen a serlo.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Cuando vamos a gastar dinero en una joya

En el momento que compran piezas de joyería con elevado importe en tiendas de joyas exclusivas, tienen que fijarse en determinadas particularidades, como por ejemplo el peso, dado que podemos encontrar sitios en los cuales se venden las alhajas pero no se fijan en ello.

Cuando vamos a gastar dinero en unos colgantes que contenga diamantes el tema se hace más complicado, en este texto procuraremos aclarar diversas particularidades de forma que realicen una buena adquisición.

Logrará obtener una joya que tenga brillantes en una joyería pero además a través de las webs, como norma general los importes enlas webs serán inferiores que en las tiendas de alhajas comunes, ya que los costes sistemáticos serán más bajos. Tanto en la red como en la joyería habitual tendrían que explicarle cada una de las cualidades del diamante que le están presentando, entre éstas, el tamaño, el aspecto asi como la categoría del brillante.

El primer fallo que se comete al ir a comprar una piedra preciosa, además de confiar plenamente en la piedra que nos enseña el negociante, va a ser de ningún modo saber la clase de corte del diamante, dicha singularidad diremos que es mucho más complicada de valorar que si se trata de la tonalidad y también la lucidez. Casi siempre en tiendas de joyas de sitios pequeños las alternativas resultan de tallados corrientes, pero sería lo único que va a poder comprar en esa joyería, lo que deberá hacer será no permitir que le vendan una joya mal cortada por el mismo precio de una que está cortada adecuadamente. Tendrán que considerar que las joyas creadas con brillantes bien cortados tendrán un coste más elevado.

Todos los diamantes se ordena según su colorido y transparencia pero además encontramos profesionales de la joyería que agrandan el valor de la estimación, sirviéndose de la ineptitud de los compradores que no pueden determinar los diferentes índices de cualificación de estas piedras tan apreciadas.

Los desperfectos de un diamante se disimulan comunmente y en realidad es sumamente dificultoso concretar con rigurosidad la lucidez asi como el tono de un brillante, la mayoría de las veces a consecuencia de la ilumunación del sitio en el cual se muestra, por eso cuando pretende comprar una joya con un coste superior a mil quinientos € debería ir con alguna persona que esté cualificada y además que sepa examinar el brillante con unas gafas determinadas.

Cuando se trata de analizar dos diamantes ha de examinar el esculpido, puesto que podrá afectar a la brillantez y sin duda la tonalidad de la piedra. La luz va a ser fundamental, debido a que en algunos casos, diversos tipos de luz logran que la pieza varie de colorido, trate de mirar el brillante con lupa y por supuesto en todas las ocasiones fuera de las luces que haya en el establecimiento que se lo presentan.

Infórmese de su valor concreto en quilates y también el coste por unidad con objeto de analizar los costes. Pida algún tipo de certificado de los detalles de el brillante ,si no se lo dan, de ningún modo compre en ese comercio esa pieza de joyería. No va a ser igual que la evaluación de la piedra preciosa se haya hecho por un entendido que no tenga que ver con la tienda o una empresa con experiencia y también contrastada a que la realice la misma firma que comercializa la joya.

Con relacion a los precios en realidad es realmente complicado que pueda conseguir una joya en tiendas por debajo de su precio de coste y también no se olvide de que en tiendas online las alhajas resultan mucho más económicas que en los comercios dedicados a las joyas que podemos ver en las ciudades, no obstante en las joyerías puede coger la pieza en las manos y analizarla.

Y para finalizar tiene que exigir un certificado firmado de la operación que ha llevado a cabo, con ese resguardo podrá poner una reclamación ante cualquier administración si existe discrepancias con el vendedor.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn