A pesar de que no dispongamos de conocimientos médicos para determinar en qué reside el estrés y las repercusiones de salud que tiene en nuestro organismo, porque no somos profesionales de la salud, pero si estamos preparados para conocer la concurrencia de esta enfermedad. Cualquier persona podría apreciar cuando un colega ó un conocido se encuentra afectado ó está delicado de salud aunque no hayamos leído nunca libros de medicina. Casi todas los sujetos que te plantees consultar, saben descubrir los efectos del estrés, apesar de que únicamente sea por algunos señales indiciarias externas de carácter

patológico que nos deducen a pensar en ello como “mala cara” ó en el momento que pensamos “no está bien, le pasa algo”.

trasteros

Percibimos una serie de señales que por separado no significan nada, como, por ejemplo, la postura, el color blanco de la cara, jadeos rápidos, responder a preguntas con respuestas no armónicas…etc., sin embargo cuando esos conjuntos de señales los atendemos y los situamos conjuntamente, percibimos que la salud no está bien sin que podamos adivinar una razón ó motivos del mal que posee.

En 1936 el Dr. Hans Selie, fue el descubridor del síndrome de estrés, y ha sido al darse cuenta que en el hospital donde trabajaba, todos los enfermos, indistintamente de la enfermedad que tuvieran, cardiaca, renal digestiva ó mental, por lo tanto, estaban ingresados en dicho centro hospitalario, todos tenían un rostro descolorido. Aquello provocó que Selie comenzara a investigar y observar estas enfermedades comunes que afectaban a todos los hospitalizados del hospital. Luego de varios tiempos de estudios relató el mecanismo básico del estrés, que es el grupo de síntomas ó señales indiciarias externas que se presentan a la vez a una persona que padece cualquier situación singular en su estructura orgánica ó mental. El Dr. Hans Selie añadió el vocablo “adaptación” por tratarlo igual que un esfuerzo de formato global para moldearse a esos novedosos incentivos de base agresiva a los cuales se enfrentaba.

Nuestro sistema nervioso, sumado al sistema endocrino, posee mucha ligazón con este grupo de acoples provocadas como réplica a los incentivos, ya que los dos sistemas se consideren como los responsables de asegurar que las funciones de control del organismo humano trabajan excelentemente.

almazen

Los sistemas controlan a partir de acciones rápidas del organismo humano como las retracciones musculares y los fenómenos viscerales, hasta las secreciones de las glándulas del sistema endocrino para controlar las funciones del metabolismo del cuerpo humano.

El sistema nervioso supone uno de los más complejos que disponemos las personas, y solamente lo podemos apreciar con objeto de analizarlo, si lo comparamos con un computador electrónico, por que la mayoría de los diferentes órganos del cuerpo, inclusive de los receptores sensoriales envían datos, que son almacenados, procesados y estudiados en una memoria central, donde aparece la cuestion para intentar solucionar el problema ó situación que se ha planteado al principio. Dicho proceso bastante complicado y trabajoso para adquirir datos para analizar y contestar con acciones exactas, las cuales tiene cantidad de matices propios, tiene que haber sido solucionado de manera rápida.

Casi todas las repuestas del sistema nervioso están dimanadas de la integración, de la información de los sensores periféricos, los cuales provienes de la parte superficial del ser humano por la vía de los sentidos y de los más profundos receptores musculares. Más tarde de alimentarse y coordinarse con la mayoría de nuestras experiencias que se encuentran almacenadas en la memoria, llega a la corteza cerebral con objeto de hacerse conscientes. Los estímulos exteriores se adentran en el sistema nervioso mediante de los nervios raquídeos que acaban en la médula espinal, que a la par está correctamente preservarse por una cubierta ósea que es la columna vertebral.

La información va subiendo por cada uno de nuestros niveles de la médula espinal hasta alojarse en el cerebro.

biocorporal

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn