Introduccion al deporte universitario (Parte 1)

La gimnasia ha sido esencial para el desarrollo del menor, creo que en nuestro país se tiene que estimular más esa asignatura por el hecho de que proporciona valores como el colaborar en equipo y la competitividad, rasgos que han sido esenciales en nuestro método de vida nuevo para el progreso como persona. El deporte nos facilita esmerarnos y rivalizar con los demás, 2 de los atributos necesarios para sobrevivir en este planeta capitalista.

Los norteamericanos que se consideran como los precursores de este sistema educan a sus progenitores en sus colegios y universidades con un elevado porcentaje de asignaturas planteadas a la gimnasia, creando equipos de todo tipo de eventos que pugnan con lo demás de escuelas causando una competencia natural. Quizás ello prodría ser la razón del progreso de las rentas de esa sociedad porque los inculcan para ser activos y avezados y ni siquiera para depender de la administración como pasa en diversos países de Europa donde bastantes de sus habitantes a lo básico que quieren son en hacerse trabajador público para trabajar solamente en calendario de mañana.

Si podemos rivalizar en este universo por el hecho de que las reglas que nos han impuesto son estas necesitamos transformar nuestro sistema educativo y también incentivar el deporte no solo en las escuelas de primarias e institutos, además en las universidades donde elimina absolutamente la actividad física. Podríamos ocupar más tiempo a los diversos deportes en los centros universitarios fomentando las competiciones deportivas y que el desarrollo de dicha participación consiga un premio para el estudiante en forma de ayudas ó rebajas en las tasas universitarias que han agrandando su precio estos últimos tiempos por los recortes estatales.

Si me pongo a recrear mi infancia, llego a la conclusión que en mi 1ª etapa estudiantil, en el instituto de educación primaria, conseguía realizar más deporte con zapatillas de futbol que en las fases posteriores, se hayaba distintos grupos tanto de fútbol, como baloncesto en todos los institutos de mi población que rivalizaban a lo largo del transcurso del curso escolar y después el campeón local de las variadas especialidades deportivas rivalizaba con el vencedor de las varias poblaciones quedando un ganador comarcal. Las competiciones se realizaban con múltiples equipos de distintas edades para reparar los enfrentamientos deportivos.

Para los muchachos de los distintos colegios es un honor supeditarse al grupo de su colegio y entrenar con los otros competidores de los diversos centros escolares. Se incentivaba el trabajo en grupo entre otros valores básicos para el crecimiento como personas.

También me acuerdo que en el momento que alcanzamos a la edad de catorce años más ó menos, debimos trasladarnos del instituto al instituto de educación secundaría y todas estas competiciones se ausentaron lo exclusivo que existía era una disciplina que le llamaban formación física, en la cual te podías encontrar educadores de todo género, desde el habitual perezoso que nos llevaba a las ubicaciones deportivas y nos daba varios balones de bascketball y fútbol a fin de que pasásemos el tiempo a lo largo de la hora que duraba la clase hasta la típica maestra que eso de marchar al aire libre a practicar a ciertos deportes con botas de futbol, no le gustaba y nos obligaba en el centro de deportes interior a realizar pruebas deportivas de gimnasia física, ciertos de mis compañeros ocasionado por su talla y estructura le era bastante complicado llevar a cabo tal actividad, pudiendo dañarse físicamente en determinados ejercicios.

Asimismo, en último lugar, que en el momento que conseguí el rango universitario y necesité volver a variar de centro educativo observé que la actividad física había disminuido totalmente de las materias obligatorias, que si necesitabas desarrollar algún ejercicio debías de ser tu mismo el que buscaras esa opción dentro ó fuera del circuito universitario. Lógicamente se tenía insuficiencia de instalaciones competitivas en la Universidad para poder albergar a la demanda deportiva de todos los estudiantes que permanecían matriculados en estos sitios, hablamos de universidades públicas no privadas.

Acabo mi artículo realizando un escrito de que tenemos que reformar ese extremo en la modificación educativa, fomentando el uso del deporte en los centros universitarios en los cuales no se tiene nada , ni asignaturas ,ni campeonatos de futbol ó balonmano u otros deportes, menciono a estos dos juegos por el hecho de que pueden ser los más demandados a nivel español y los más seguidos por el 100%, acontecimiento que han transformado a los futbolistas en referentes mundiales con lo que no estoy de acuerdo, pero esto es para explicarlo otro día.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn