Como será la cosecha de este año?

Siempre que miro la tv y curioseo los certámenes por ejemplo que hay con el fin de escoger el excelente vino ó ese excelente licor, aún apenas llego a apreciar, como un vino resulta ser de mejor calidad que otro, creo que puede ser un tema de gustos. Cabría existir el supuesto de que a ciertos consumidores de vino les guste mucho más ese vino que ha sido definido por un especialista como un vino de peor calidad, que cualquier otro que ha sido condecorado durante un concurso por determinación de esos especialistas.

Hace unos días me comentaron que el vino tinto en una bodega concreta del centro de este país, lo había calificado un famoso catador en vinos de igual forma que uno de los mas reconocidos del mundo, reconociéndose un vino con un precio asequible y que no se le dio valor, esta popularidad consiguió que el producto se acabase muy rápido y todo debido a el comentario de el supuesto experto de gran renombre a nivel mundial. Para el negocio de vinos el cual distribuye el vino ha sido igual que si le hubiera tocado la lotería, porque en aquel instante, no solo comerciaban muchas más botellas del que había conseguido el prestigio sino además los otros vinos los cuales comercializa esta bodega.

De cara a este mercado tengo dudas de si estos supuestos catadores se influencian por diversos aspectos distintos al simple sabor.

Dicho negocio de los vinos nos lleva hoy en día a la exportación a diferentes países donde debido a su tiempo sería complejo poseer explotaciones de vides que puedan generar fruta que tengan la calidad imprescindible cuando se requiere hacer el vino apetecible, un licor incluso champán. Cuando se requiere llegar a tener actividad dentro de el mercado externo antes hay que tener un vino rico, segundo una adecuada presentación y tercero gastar en distribucion. Cuando se trata de los dos últimos aspectos sería en lo que fallan la gran parte de el negocio de vinos en diversas poblaciones de españa.

Pongamos como prototipo el Cava, que para los que no lo sepan se trata de un vino burbujeante que conserva su procedencia en Nuestro país y que resulta ser muy parecido a su homónimo Champagne francés. Nuestros vecinos distribuyen bastante mejor a escala mundial el champagne que nosotros nuestro cava, si hablamos de los motivos podemos decir que empezaron con anterioridad a vender sus botellas y por tanto tienen más veteranía que nosotros, no obstante la condición de nuestros caldos diremos que es muy buena al igual que la de los franceses. Incluso en nuestro país siendo los vinos de la misma calidad hay diferencias de cara a los costes motivadas por la deseable venta de esos productos en nuestras fronteras.

Esa asignatura pendiente que tienen que hacer nuestros productores y suministradores de licores será la explotación exterior y para eso habrá que permitirse asesorar por especialistas y dedicar cantidades de capital en anuncios y divulgación, algo que algunos en ningún caso podrían hacer debido a que no tienen ambiciones y porque apenas creen que sean capaces de ver aumntadas estas cuantías.

Hace unos meses he conocido a un distribuidor que si tenía ilusión por crecer los ingresos económicos de la compañía y por tanto se ha animado a hacer un distintivo. Su estrategia será que otros empresarios embotellen su los vinos usando su marca y él se encarga de ofrecer entre los compradores las botellas, ha comenzado con el vino blanco, no obstante ya me han dicho que va a embotellar vino tinto y rosado. Luego quiere sumar en su proyecto licores junto con diferentes productos de alimentación. Creo que será una excelente estrategia dado que no ocasiona nada y además solo conserva en los locales las estimaciones de ventas que desea vender, cuando en un supuesto caso los encargos se acrecienten tiene bien negociado con las bodegas el envío de nuevas botellas en un plazo corto de tiempo.

El consumo de vino a escala mundial, de acuerdo a los recuentos, está aumentando, hay un conocimiento del vino que está creciendo, no solo por los beneficios para la lozanía que aporta ese producto sino porque es la bebida que mejor acompaña a los almuerzos y las cenas. Y por tanto necesitamos ser innovadores en cuanto a la producción de vinos y licores y por tanto inventar aromas nuevos que puedan acoplarse a los gustos en otros países. Aún consigo recordar el momento en que partí de vacaciones a centro Europa en invierno y caté vino caliente el cual era una de las bebidas más consumida cuando empieza a hacer frío. Este resulta ser el ejemplo donde nos deberíamos percatar cuando se requiere conseguir productos que se consideren adecuados para otros territorios y cuando se trata de eso deberíamos viajar y entender la forma de vida de aquellos ciudadanos donde pretendamos introducir estos caldos e incluso licores.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn